Utilizamos cookies para obtener estadísticas de uso. Debes aceptar la política de cookies para seguir navegando. Si quieres revocar tu consentimiento u obtener más información consulta nuestra política.

Noticias en Bollullos de la Mitación

Trabajadores municipales han iniciado esta mañana las obras para la finalización del pabellón deportivo cubierto, paralizado desde 2007. La obra se dividirá en distintas fases y el presupuesto de ejecución previsto rondará el medio millón de euros. El alcalde, Fernando Soriano, espera que se termine “en menos de tres años y que en ningún momento el coste de la  ejecución suponga nuevas subidas de impuestos a la ciudadanía”. Con ello, Soriano espera “que se acabe así con el símbolo de la crisis inmobiliaria en el que se había convertido el edificio, justo en la entrada del pueblo”. Para este año, la dotación presupuestaria municipal es de 75.000 euros.

Las actuaciones afectarán a la pista deportiva, los vestuarios y las oficinas administrativas mientras que la finalización de la piscina cubierta, con la que el presupuesto sobrepasaría el millón de euros, se estudiará más adelante. La estructura existente, que tuvo un coste de 840.000 euros, fue financiada con fondos de un convenio urbanístico con HUEZNAR INVERSIONES S.A. Actualmente este convenio se encuentra en proceso judicial tras ser reclamada su devolución al Ayuntamiento, que debería afrontar el pago de 1.760.000 euros en caso de que la reclamación prosperase. “Este equipo de Gobierno no solo va a terminar el pabellón, probablemente tendrá que pagarlo entero, incluyendo la primera fase que finalizó hace diez años”, destaca Soriano.

El delegado de Urbanismo e Infraestructura Local, Sergio Sánchez, asegura que las obras continuarán “hasta que se termine el pabellón”. Sánchez añade que “tanto la construcción como la gestión del pabellón serán siempre públicas, descartando las opciones de gestión privada que valoró el anterior equipo de Gobierno”. Por otro lado, el alcalde, Fernando Soriano, subraya que siguen buscando vías de financiación que permitan “terminar lo antes posible la obra” y que para la piscina "se buscarán fórmulas alternativas de gestión”. El mantenimiento es, según Soriano, “demasiado elevado para nuestro presupuesto municipal, la mitad que el de los años del boom inmobiliario, cuando se realizó el proyecto”.

Buscador